Teatro

Teatro

Existe una manifestacion teatral cada vez que una, dos o más personas simulan una actividad ajena a la suya, artificial o inventada, lo cual quiere decir que es posible hablar de su origen poligenético, aprovechado en mil circunstancias de la vida real. De hecho, la forma dramática es la más evidente durante el periodo medieval; pero se desarrolla a lo largo del siglo XVI al tomar cuerpo como forma didáctica (diálogos entre estudiantes en colegios y universidades), como ingrediente de adoctrinamiento (representaciones litúrgicas), como fasto para decoración de las formas cortesanas, o como modo conseguir la diversión y ganarse la vida (actividades cirquenses con embriones dramáticos). De hecho, parece que la aparición del teatro moderno, a finales del siglo XVI, conjuga todos estos aspectos y obtiene el espaldarazo del desarrollo de las ciudades y de los procesos mercantiles (desde entonces se paga por asistir a una obra). Las dsitintas modalidades históricas, desde entonces, dependen, como siempre, de las circusntancias y las formaciones sociales. El teatro moderno saltó enseguida a América, en donde tuvo y tiene vida propia; atravesó todo el siglo de las luces, el XVIII, como una actividad aplaudida y solicitada en la que se incrementó la modalidad de teatro cantado (zarzuela, ópera), tuvo su siglo dorado en el teatro del siglo XIX, particularmente en el romántico y más temprano, para seguir modulándose históricamente de modo diverso. Como en el caso de otros géneros sufrió y se enriqueció con la aparición de otros espectáculos, particularmente de la imagen (el cine), que nunca ha conseguido anular su presencia, pero sí enriquecerlo y diversificarlo.

Categorías